ESCALADA PONOIG (Polop de la Marina) - ALICANTE

Seleccion de escaladas (Fuente - Desnivel - Club El león dormido)

Acceso:


Descensos:
SECTORES Y VÍAS
Sector de Las Hadas


1.- Albatros (400 m, 6a+/A3).
Primera ascensión: 8/11 de 1985 por A. Ballart, A. Bou y J. M. Codina. Iniciar la ruta a la izquierda de unos techos rojos. Una placa de roca amarilla nos ayudará a situar el principio, donde tras superar este tramo de artificial hemos de hacer un péndulo hacia la derecha para llegar a un diedro. Después de superar la Vira de Las Hadas, buscar una flecha que nos indica la ascensión hacia una placa con algunos seguros. Los 4 largos siguientes son una combinación de libre y artificial. El L7 es el mas difícil de la ruta, con pasajes de A2/A3. Se recomienda estar habituados al equipamiento de clavos, friends, ganchos y demás artilugios de artificial. Encontraremos desde clavos hasta plomos y buriles en todos los tramos.
Material: martillo, clavos variados (6/8), friends, ganchos, empotradores, estribos, algún plomo y cintas para puentes de roca.
2.- La venganza del sol (200 m, V/A2).
1ª asc.: 1986 por Jose Matas y Jose L. Egea. Esta via es la gran desconocida del sector pese a ser de las primeras en escalar esta muralla que ahora se conoce como sector de Las Hadas. Para su inicio hemos de ascender por la vira clasica hasta localizar una placa situada entre la Albatros y Las Hadas. Sólo se le conocen 2 repeticiones y en ambos casos con un horario aprox de 6/7 horas. Con una dificultad maxima de A2 en el 4° largo, después del L6 escalar hacia la derecha buscando un terreno evidente y con pocas referencias de clavos y cintas para seguir la vía. Ultimos largos del Espolón, comunes con Las Hadas.
Material: 10 clavos variados, friends, empotradores, estribos, martillo, ganchos y cintas para puentes de roca.


3.- Las hadas (500 m, 6a+/A0).
1ª asc.: 07/12/82, por F. Gómez de León, P. Fernández. y M. Ángel Díez. Ésta es la ruta más frecuentada del sector hasta llegar a conocerse como la clásica del Ponoig, al mismo nivel de la Catalunya y la Valencianos, aunque sensiblemente mas difícil que ambas.
Para su inicio hemos de buscar una zona de roca grisácea y una bavaresa situada a unos 15 m del comienzo (V), y seguir 2 largos más hasta llegar a la Vira, escalando hasta una pequeña cueva (R5). El largo clave sale de la misma cueva (A0/6a+), un pequeño desplome que, tras superarlo, hemos de seguir con tendencia hacia la derecha hasta localizar otra cueva (6a). Otro largo interesante es el conocido como "La flauta" (V+/A0). El fin de las dificultades podemos situarlo en el L10, un V+ en travesía hacia la izquierda, por roca mediocre. Después, seguir por un espolón característico con tramos de IV/IV+ hasta la cima. Existen dos pasos en el L6 y otros dos en La Flauta que podemos hacerlos en A0, si bien ya han sido escalados por numerosas cordadas en libre (6a+).
Mirando esta muralla se comprende el nombre que los autores adjudicaron a esta clásica, pues pocos podían suponer que se pudiera conseguir una vía en libre con tantos desplomes y placas en todo su recorrido.
Material: reuniones equipadas, clavos y espits en toda la vía. Llevar cintas, empotradores y friends.
4.- Tacolín/Llobet o Salvador Allende (300 m, 6a/A2).
1ª asc.: 1976, por Gustavo Llobet y J. M. Pons. Es la primera vía del sector y para iniciarla hemos de seguir la conocida como Vira de las Hadas hasta su final y continuar por la derecha para situarnos al pie de una placa, donde está localizado el tramo más difícil del itinerario (A2). Después, continuar de forma directa superando una zona de 6a con varios clavos. Desde la R6 la vía sigue por una zona de pequeñas terrazas hacia la derecha (III/IV), por lo cual algunas cordadas salen por Las hadas al ser un recorrido más bonito y directo.
La ruta original asciende desde el inicio de Las hadas teniendo en comun los cuatro primeros largos, aunque, igual que en la parte final, lo normal es empezar por la Vira.
Material: encontraremos parabolts, clavos y buriles. Reuniones equipadas. Llevar empotradores, cintas, chapas recuperables, clavos variados (4/6), estribos y martillo.
5.- Placas grises (300 m, A2/6a).
1ª asc.: J. Luis y J. Carlos G. Gallego. Otra ruta desconocida pese a ser una de las más antiguas del sector. Los primeros largos son comunes con la Manzanares, para seguir desde la R5 hacia la derecha, superando una zona de placas donde predomina la escalada combinada de libre y artificial que hemos de ir equipando. No se conoce ninguna repetición. Desde la R9 ascender buscando el terreno más evidente hasta el final.
Material: encontraremos pocos clavos en el recorrido y algún que otro cordino. Llevar clavos variados, estribos, ganchos, cintas, estribos, friends, fisureros y maza.



Sector Central

6.- Manzanares (170 m, 6a/A2).
1ª asc.: 05/12/85, por Ramóm Portilla y Gabriel Martín. Escalada clasica de autoprotección, con 2 largos clave: el 3° (6a/A2) y el 4° (A0/6a). Desde la R5 hay un rápel de 40 m, que nos deja en la Vira y podemos seguir por Las hadas o la Tacolín, siendo esta vía otra opción para encadenar varias rutas o entrar por una y llegar a la cima a través de otras clásicas del sector.
Material: clavos variados, empotradores, estribos y cintas.
7.- Héroes del silencio (200 m, 6c+).
1ª ascensión y equipada por Antonio Ros e Isabel Pagán. Escalada deportiva donde predominan los tramos de placas y algún desplome. Fácil de seguir, las chapas nos indican el camino a seguir desde el principio. Los dos últimos largos son los de la vía Manzanares.
Material: equipada con parabolts. Llevar 15 cintas exprés y 2 cuerdas de 50 m, pues el descenso se hace por la misma vía en rápel desde la R5 o final de la ruta, hasta el pie de la misma.
8.- Tiempo de silencio (300 m, 6a/A2/A1e).
1ª asc.: Javier Motes y Ernesto Lopez "Bífido". Aunque la entrada original es más fácil, se recomienda empezar la vía por el primer largo de Héroes del silencio, al estar equipado y ser fácil de localizar. Desde la R1 escalar un tramo de V+ y hacer una travesía hacia la derecha hasta situarnos cerca de una fisura rojiza. Desde la R4 escalar hacia la derecha (6a). El siguiente largo combina tramos de artificial sobre espits de la época y libre. El L7 es común con la Leiva y escala una placa grisácea hasta llegar al llamado "Circo". Los últimos largos ascienden entre pequeños jardines, siendo aconsejable salir hacia la izquierda por la última terraza hasta la cima.
Material: encontraremos espits, clavos y algún cordino en puentes de roca. Llevar 5 clavos variados, empotradores, friends pequenos, uñas o ganchos, cintas, estribos y martillo.
9.- Valencianos (400 m, 6a/A0).
1ª asc.: 1972 por J. P. Adalid y Carlos Torregrosa. La gran clásica del Ponoig y un referente obligado para iniciarse en las vías de la zona. Los primeros largos buscan las partes más fáciles y hoy en día son utilizadas por otras rutas. Desde la cima de la Pirámide, el recorrido original escala un muro de buena roca (6a) para iniciar después una travesía hacia la izquierda. Actualmente desde la Pirámide la mayoría de las cordadas sigue hacia la izquierda por la Estado emocional, y aunque no es el itinerario de la primera ascensión, es el más frecuentado en los últimos años. Después de este largo, se escalan dos diedros más hasta situarnos en una gran terraza o jardín desde donde hemos de continuar hacia la derecha (unos 50 m) hasta otro diedro (IV+) y seguir por la izquierda hasta el diedro final. Muy recomendable.
Material: 15 cintas exprés y empotradores.
10.- Leiva (300 m, 6c/A1).
1ª asc.: 16,17 y 18/11/78 por J. Seiquer Carasa y J. Carlos G. Gallego. Buscar una zona de terreno fácil y con frondosa vegetación, a unos 40 m, a la izquierda del inicio de la Valencianos. Después de escalar casi 200 m de III llegar hasta una pequeña cueva (6a) y seguir por la derecha por un desplome rojizo donde los clavos nos orientarán. Este largo es el más complicado (6c/A1). Continuar hasta superar un pequeno nicho y ascender hacia la izquierda siguiendo la línea de clavos. El siguiente largo es el mismo que Tiempo de Silencio (A1/V+). Una vez en la zona del "circo" buscar los tramos más evidentes hasta la cima.
Material: juego de empotradores, friends, uñas,cintas y estribos.


En este sector se concentran las vías más conocidas del Ponoig, así como la pionera Valencianos que aún continúa siendo la ruta más escalada de todo el macizo, sin olvidar a la otra gran clásica: la Catalunya. Sin duda ambas son las más representativas e imprescindibles para conocer el lugar.
11.- Fisura hermanos Gallego (400 m, 6b/A1).
1ª asc.: 07/08/77 por M. Á., J. L. y J. C G. Gallego. Hace unos años era una escalada de prestigio muy repetida y sólo la proliferación en los alrededores de vías equipadas desde arriba con parabolts, hace que ésta y otras rutas importantes se escalen menos que antes. El inicio es común con la Valencianos, para seguir después por una zona de abundante vegetación hasta situarnos al pie de una fisura evidente. Tiene tres largos de magnífica roca con una dificultad máxima de 6b/A0 en el L3 (sin contar los tramos fáciles del inicio). Se recomienda escalar los dos últimos largos que salen por un diedro evidente (V), ya que el último tramo no podemos perdérnoslo. Algunas cordadas prefieren saltarselos y buscar el jardín de la Valencianos para escapar por esta vía, perdiendo por ello estos últimos e interesantes metros.
Material: empotradores, clavos, cintas y estribos.
12.- Café licor (420 m, 6c/A1).
1ª asc.: Salvador Guerola y Emili Perales. Buscar el inicio a la izquierda de la zona de descuelgues cerca del vivac de la Valencianos. Curiosamente el primer largo es el más difícil (6b). Después, seguir por el jardín de la Valencianos buscando la continuación del recorrido. La calidad de la roca es buena en general y los tramos de desplome están equipados con parabolts. Los últimos largos salen a la derecha del diedro característico de los Hnos. Gallego, por una zona de roca rojiza fácil de seguir al encontrarse clavos y parabolts en todo su recorrido final.
Material: reuniones equipadas, parabolts y clavos en toda la vía. Llevar 20 cintas exprés, 1 uña y estribos.
13.- Miguel Xirimita (200 m, 6c/A0).
1ª asc.: 5, 12 y 19/5/96, por Salvador Guerola y Emili Perales. Ascender por la Valencianos hasta el jardín donde se localiza el inicio de la vía (2/3 largos de III). Con un recorrido similar y paralelo a Gorilas, fue abierta desde abajo consiguiendo una dificultad parecida a la anterior, lo que puede llevar a suponer que con diferentes concepciones de apertura (desde abajo o desde arriba), aquí el resultado ha sido en parte "técnico" y que cada cual saque sus conclusiones referentes a cómo abrir rutas en grandes paredes. Se desciende por la vía Gorilas en la roca.
Material: reuniones equipadas, clavos, espits y parabolts en su recorrido. Llevar empotradores, cintas para puentes de roca, cintas exprés y dos cuerdas para el rápel.
14.- GEM (400 m, V+/AZ).
1ª asc.: 27, 28 y 29/12/77 por Félix G. de León y Miguel A. Diez. La vía original empieza a la derecha de la zona de descuelgues. Actualmente otras rutas tienen largos comunes con la GEM (Gorilas, etcétera), por ello hemos de ir atentos y tener como referencia la fisura roja (L7, A2/V) y los últimos largos que salen a la izquierda del Diedro Gallego en su parte final. En conjunto podemos hablar de un recorrido atractivo sobre buena roca y sólo las vías paralelas a ésta que tienen parabolts hacen que esta ruta pionera se escale poco.
Material: encontraréis espits y parabolts de otras vías y algún clavo de la época. Llevar empotradores, clavos variados (6/8), estribos y maza.
15.- Gorilas en la roca (200 m, 6c+).
1ª asc.: abril 1990, por Manolo Amat y Antonio Ros. Escalada deportiva, equipada desde arriba como es usual en esta modalidad. Para su inicio hemos de ascender el primer jardín (2/3 largos de III) y buscar los parabolts que desde el comienzo nos indican este recorrido, una zona de placas de buena roca que no defraudará a los habituales de esta clase de escaladas. Desde la R5 hay un sistema de rápeles que desciende por la misma vía hasta el jardín del principio.
Material: equipada al estilo deportivo, reuniones incluidas, con parabolts. Llevar 15 cintas exprés y dos cuerdas.
16.- Viaje espacial (240 m, 6a+).
1ª asc.: 16-17/4/83, por J. Sánchez y José Matas. Aunque posterior a las primeras ascensiones, esta ruta se ha consolidado como una de las clásicas del Ponoig, con un recorrido atractivo y un diedro situado en el L7 que no nos dejará indiferentes. El inicio se recomienda hacerlo por la Valencianos hasta el comienzo de la segunda parte de la vía, a la izquierda de un pequeño diedro. Fácil de seguir por la existencia de parabolts, clavos, espits y reuniones equipadas.
Material: friends del 2 al 3 para el último largo del diedro.
17.- Jack Daniel's (145 m, 6a+).
1ª asc.: 23/04/90, por Ros Gregori, Vila y Hernández. Ascender por la Valencianos hasta el primer jardín, continuar por la derecha y al final de esta repisa se localiza a el primer buril. Escalada de tres largos, semiequipada con espits y clavos, con máxima dificultad de 6a+ (L2). Desde la R3 descender en rápel hasta el jardín donde se inicia la ruta. Después, buscar otro rápel que nos sitúa al pie de la pared.
Material: empotradores, cintas exprés, dos cordinos y cuerdas para rapelar.
18.- Diversión (70 m, 6a+).
1ª asc.: 10 y 11/5/86, por Antonio Ros y P. L. Esteve. Corto itinerario para cuyo inicio hemos de ascender por la Valencianos y seguir por la izquierda de la Pirámide (III) hasta ver los primeros clavos y espits. Desde la R2 se desciende en rápel hacia el principio de la vía.
Material: 15 cintas exprés.
19.- Carpe diem (450 m, 6c/A2).
1ª asc.: tras varios intentos, se acabó su apertura el 12/04/95, por Pep Guinestar y Xavi Calabuig. A unos 40 m a la izquierda de L'Agulla del Frare se inicia esta vía, una de las más recientes del Ponoig y también de las más largas del macizo. La primera parte escala de forma directa hacia el techo de la Valencianos para superarlo por su izquierda. Una vez alcancemos las terrazas superiores, seguir por un muro de roza rojiza para llegar en tres largos hasta la cima. Tiene algunos tramos espectaculares y algunos pasajes de 6b y 6c en la zona final.
Material: reuniones equipadas. Llevar empotradores y friends (números pequeños), clavos variados, uñas y estribos.
20.- Estado emocional (250 m, 6c/A0).
1ª asc.: 10 y 11/12/84 por José Matas y Antonio Alpáñez. Escalada muy repetida tanto por su equipamiento como por su atractivo recorrido, que escala una zona de roca compacta evitando cualquier repisa o jardín. Desde la R7 podemos seguir por otras rutas si queremos alacanzar la cima o descender por el sistema de rápeles que bajan desde esta reunión.
Material: Reuniones equipadas. Llevar empotradores y dos cuerdas para los rápeles.
21.- Rocinante (100 m, 7b).
1ª asc.: 2/93, por Antonio Ros y Pep Masip. Los primeros metros son comunes con Estado emocional. Después escalar de forma directa en dos largos de 50 m, de escalada deportiva, con una dificultad máxima de 7b, lo que la convierte en la ruta más difícil del Ponoig. Desde la R2, seguir por la izquierda hasta la cima de la Pirámide, desde donde podemos seguir por otras vías o descender en rápel por esta misma. Recomendable para los asiduos de la escalada deportiva.
Material: Equipada con parabolts. Llevar 20 cintas exprés y dos cuerdas.
22.- Putón verbenero (140 m, 6c+/A0).
1ª asc.: 5/85, por Jesús Ruíz y Manolo Amat. Cerca de L'Agulla del Frare se localiza su inicio y los primeros parabolts son una buena referencia para un recorrido en el que predominan las placas de buena roca. Esta ruta acaba en la cima de la Pirámide, y aunque algunas reuniones y tramos han sido reequipados con parabolts, aún es frecuente encontrar los espits y clavos de la primera ascensión.
Material: 12 cintas exprés y un friend de 2'5 y otro del 3.
23.- Puro habano (440 m, 6a+/A2+).
1ª asc.: primavera del 95, por Salvador Guerola y Ortiz. Escalar hasta la cima de L'Agulla del Frare, con algún tramo común con la Jordi. Para continuar hemos de hacer un pequeño rápel de 10 m, desde L'Agulla. Los siguientes largos son de la Jordi hasta superar la Pirámide, donde la vía llega a la zona más interesante al atacar directamente la gran muralla situada a la derecha del techo característico de la Valencianos, en una escalada combinada de libre y artificial donde es frecuente utilizar los ganchos. Se recomienda escalar hasta el final de la vía, aunque tenemos la opción de evitar los últimos largos escapando hacia la derecha, buscando el descenso del sector Valencianos.
Material: empotradores, friends, ganchos, cintas y clavos (opcionales).

Sector Cara Este

24.- Jordi (420 m, 6b/A2).
1ª asc.: 20/11/80, por Manolo Pomares, Jaime Fernández y J. Ruíz. La vía original escala el llamado Puro o Agulla del Frare por el espolón de esta característica aguja, alcanzando por primera vez esta cima. Para continuar hay que rapelar hasta el pequeño collado (10 m) y buscar una zona de buena roca grisácea. Algunas rutas posteriores tienen largos comunes con ésta hasta la Pirámide. Desde la R5 escalar de forma directa una placa de buena roca hasta un diedro rojizo equipado con buriles (6b/A0). El L7 asciende el techo característico de la Valencianos, zona conocida como "Agujeros del Sol" (A2), siendo ésta la primera vía del Ponoig en superar este techo. Finalmente, seguir por un trozo fácil (III) hasta el diedro final de la Valencianos, único tramo común con otras rutas cuando se consiguió esta escalada.
Material: encontraremos buriles y clavos en todo el recorrido, así como parabolts de otras rutas posteriores. Llevar empotradores, friends, uñas y estribos.
25.- Carmen (430 m, 6b+/A2).
1ª asc.: 4/99, por Fco. Ibáñez, Josep Abelardo, V. Pedró y Salvador Guerola. De momento es la última vía del Ponoig y transcurre entre el Puro habano y la Catalunya, con la que comparte las R6 y R8. Los autores de la apertura han dejado numerosos seguros en todo el recorrido. Para descender se recomienda buscar un rápel de 45 m, situado después de la R12, hacia la derecha. Después del mismo seguir la ruta de descenso del sector Valencianos.
Material: 25 cintas exprés, empotradores, friends, microfriends, 8 clavos variados, uñas, estribos y algún plomo.

Sector Catalunya
De todas las vías de este sector destaca El espolón de los ingleses, por ser la primera escalada absoluta al Ponoig y la Catalunya, toda una clásica del macizo. Otra característica es la longitud de sus vías que en algunos casos superan los 400 m de recorrido, donde predominan las grandes placas. Algunas, como la de la Rafael Cebrián, obligaron a sus aperturistas a fabricarse ganchos y uñas de la época para superar estos muros tan compactos, artilugios que hoy en día podemos comprar bastante mejorados en cualquier tienda de escalada.

26.- Catalunya (400 m, 6a+/A0).
1ª asc.: 1974, por Jordi Camprubi y Meno Gaitelu. A la derecha de L'Agulla del Frare se inicia esta ruta que en sus primeros tramos asciende con tendencia a la izquierda. Desde la cima de la Pirámide escalar hacia la derecha hasta situarnos en la R5 y atacar directamente el muro desplomado del L6, el tramo clave (6a+/A0). Desde la R6 seguir por terreno evidente hacia la izquierda hasta llegar al pie del diedro (R8) común con la Valencianos. Se recomienda salir en dos largos más por esta vía y completar así uno de los recorridos más atractivos de esta montaña. Esto nos servirá de preparación si queremos escalar otras rutas mas comprometidas.
Material: reuniones equipadas, clavos, buriles y parabolts en toda la vía. Llevar empotradores y cintas largas.
27.- Murciana (255 m, V+/A2).
1ª asc.: 1977, por J. L y M. Á. G. Gallego, J. Cortés y A. Ortíz. Escalada poco repetida donde hemos de estar habituados al equipamiento y manejo de clavos, uñas y demás artilugios de artificial desde el inicio de la ruta (V+/A2). Después de ascender por una zona fácil nos situamos en la gran placa final, donde la palabra "murciana" picada en la roca y un agujero característico son las referencias para seguir el recorrido. El último largo escala un diedro conocido como "Bala de cañón" (V) y aunque la ruta original sigue tres largos más hasta la cima, actualmente se suele dar por acabada la vía en la R7. Desde aquí, buscar el descenso del sector Valencianos y Catalunya.
Material: de 10 a 14 clavos variados, uñas, estribos, empotradores, friends y cintas.
28.- Eclipse (420 m, A3/6b).
1ª asc.: 21/04/96, por Vicente Peydro y Manuel Bernabéu. Itinerario mejor equipado que otras rutas que escalan esta zona al ser más reciente, por lo que la mayoría de las reuniones están equipadas y numerosos clavos,espits y algún plomo han sido abandonados, sobre todo en los tramos más complicados. Predomina la escalada artificial siendo esta una de las rutas más largas y complicadas del sector, con unos tramos finales espectaculares al superar un techo en el último largo.
Material: 10 clavos variados, empotradores, friends, dos uñas por escalador, estribos, maza y gran cantidad de cintas.
29.- Esper Polop (300 m, 6b/A1).
1ª asc.: acabada en diciembre de 2000, por Jesús Ruiz, Mariano Lozano, Clavel, Manolo Pomares y David García. A principios de los 80 no pasó desapercibido el imponente y atractivo espolón situado a la derecha de la Catalunya y, tras tres difíciles largos de escalada combinando libre y artificial, donde se fueron utilizando muchos espits y clavos, se habían conseguido tres largos de 6b/A0 (graduación actual) y el proyecto durmióo durante 18 años hasta finales de 2000, cuando se escaló la muralla superior, con mejor material que en el inicio del recorrido, consiguiendo una de las rutas más interesantes del macizo. Este espolón es visible desde Polop, por ello los tramos finales ascienden evitando la gran cantidad de vías que escalan la zona. No obstante tiene un tramo de la Cebrián (L5) en común. Después sale por una fisura que acaba en un muro que nos lleva la cima.
Material: llevar algún plomo (opcional), clavos variados, uñas, empotradores, friends pequeños y estribos.
30.- Espejismos (240 m, 6a+/A1+).
1ª asc.: 12/12/82, por Manuel Amat, Antonio Ros y P. Castillo. Se inicia a la derecha del Espolón con un recorrido que en los primeros largos asciende por las fisuras situadas a la derecha del mismo. Después de seguir por un jardín o terraza, continuar por una placa hasta la R7 (A1+/6a) y desde aguí en travesía hacia la derecha {IV). El último largo es el de la Flor de luna.
Material: empotradores, friends, estribos y clavos variados.
31.- Pena negra (250 m, 6a+/A1).
1ª asc.: 09/03/91, por Salvador Guerola y Emili Perales. A la derecha de la Cebrián, escalar en dirección a un nicho rojo y continuar primero en artificial (A1+) y luego en libre hasta e jardín. Los tres largos siguientes, escalada en libre y artificial, sin ser extremos, pueden resultar laboriosos, por lo que hemos de estar habituados a estas prácticas de combinar ambas modalidades. La ruta acaba en el pino característico y punto final de otras vías que también finalizan en este jardín.
Material: clavos (opcionales), friends, fisureros y cintas.

32.- Rafael Cebrián (250 m, 6a+/A1).
1ª asc.: 26 y 27/12/75, por Gustavo Llobet, Pedro Notario y J. M. Pons. Escalada pionera al ser la primera en utilizar ganchos para superar la gran placa de 60 m, (de la R5 a la R7) y también la primera del sector. Tras escalar una primera placa, continuar hacia la izquierda hasta superar la chimenea característica y después de superar unas terrazas, atacar la muralla que podemos escalar en un largo de 60 m, o hacerlo en dos. Estos son los largos más bonitos de la vía al ascender una roca grisácea compacta y de buena adherencia. Una vez superados estos largos continuar con tendencia a la derecha primero y directamente después hasta la R9 (pino característico). Si queremos acabar la ruta original hemos de escalar dos largos más hasta la cima. Otra opción es buscar el descenso de la Valencianos desde la R9.
Material: empotradores, friends y ganchos.
33.- Llamando a las puertas del cielo (260 m, 6a+/A2).
1ª asc.: 28/01/96, por Vicente Peydró y Manuel Bernabéu. El primer largo asciende por la Rolling para seguir hacia la izquierda. El L2 y L3 escalan un muro de buena roca donde predomina el artificial (A2), así como en la mayoría de la vía, por ello es recomendable para los que gusten de utilizar estribos y demás artilugios propios de esta modalidad.
Material: 10/12 clavos variados, empotradores, friends, estribos y uñas.
34 - Rolling stones (250 m, 6a).
1ª asc.: 6 y 7/1/82, por J. Carlos G. Gallego en solitario. Ascender primero hacia la derecha hasta superar un desplome rojo, donde está el largo clave (6a+). Después superar la fisura Satisfacción (L5) y hacer una travesía a la derecha hasta un árbol seco. El último largo se escala directamente hasta situarnos en la arista cimera, justo donde se inicia el descenso del sector, primero andando y luego en dos rápeles.
Material: empotradores, friends, clavos (opcionales) y cintas de diferentes medidas.
35 - Flor de luna (270 m, 6a).
1ª asc.: 25, 26 y 27/11/78 por José Matas y Mariano Lozano. Una flecha picada a la derecha de la Rolling indica el inicio, con un recorrido atractivo y sólo 2 pasajes de 6a (L3 y L5), donde predominan los pasos de V/IV. Actualmente las reuniones están equipadas con parabolts. En el último largo se recomienda salir por la Rolling, si no queremos hacer una travesía "jardinera" hacia la izquierda. Esta es una de las vías más conocidas del Ponoig, recomendable para conocer este sector.
Material: empotradores y friends.
36.- Viento del sur (250 m, 6b+).
1ª asc.: 20/03/80, por Félix Gómez de León y J. Carlos G. Gallego. Ascender por un terreno fácil situado en un espolón (III). Los tramos más difíciles están en el L5 y a la derecha de la cueva (L7), último largo con pasos de 6b+, máxima dificultad de la vía. Hemos de ir atentos pues en algún tramo nos cruzaremos con Arc de Sant Martí que se inicia a la derecha para terminar a la izquierda de esta ruta.
Material: empotradores, friends y clavos (opcionales).
37.- Arc de Sant Martí (260 m, 6c/A2).
1ª asc.: 9/96, por Salvador Guerola y Jordí Verdú. Buscar una fisura roja en forma de arco con un desplome rojizo a su derecha. Este primer pasaje en libre es la máxima dificultad del recorrido (6c). Las reuniones están equipadas y son un buen referente para no cambiar de ruta. Los últimos largos ascienden por la izquierda de la cueva (L5) hasta la arista cimera.
Material: empotradores, friends, estribos y clavos (opcionales).
38.- Excalibur (175 m, 6a).
1ª asc.: J. Luis y J. Carlos G. Gallego. A la izquierda del Espolón de los ingleses tiene su inicio con un recorrido que en el L2 hace una travesía sobre una placa, siendo éste el tramo complicado (6a). La vía es fácil de seguir al tener un trazado evidente sobre buena roca y una dificultad en torno al IV/V. Desde la R6 buscar el descenso hacia la derecha del sector Valencianos/Catalunya.
Material: clavos variados, empotradores, friends y cintas de varios tamaños.
39.- Espolón de los ingleses (200 m, 6a).
1ª asc.: 1970, por Brian Royle y Kim Meldrum. Sobre un espolón transcurre la ruta pionera del Ponoig, con un atractivo recorrido donde destaca el L2, un diedro de buena roca, ideal para practicar con riends y fisureros. Esta vía es fácil de localizar al situarse al final del sector Catalunya y cerca de los rápeles. Actualmente las reuniones están equipadas, así como algún puente de roca. Sólo por el hecho de ser la primera del Ponoig y escalar un característico espolón merece la pena recomendar su ascensión.
Material: empotradores, friends y cintas.


40.- Rascayú (85 m, 6a+).
1ª asc.: 4/89, por Jordí Verdú y Emili Perales. Es la más corta del sector, poco repetida y puede servir de complemento después de escalar otras rutas, si queremos. Está situada a la derecha de la línea de rápeles, donde una flecha picada y algunos clavos son referencia para su localización.
Material: empotradores, friends de varios tañamos y cintas.

Sector Lomo de León
Situado a la derecha del Ponoig, con orientación noreste, ésta es la zona menos conocida. Resaltar que el nombre Lomo del León viene del topónimo popular de Polop donde el Ponoig es conocido como León Dormido, por la forma de la parte cimera, y por ello se conocen como Lomo las lomas situadas a la derecha. En este sector sólo se conocen tres rutas, la primera de las cuales es de 1979: Fisura Anglada/Gallego/Cerdá, la más repetida en la Aravela (Ballart/Sarrate), y la tercera, Escacs, completa la lista de momento. Sin croquis, la numeración es correlativa, de izquierda a derecha.
41.- Escacs (270 m, V+).
1ª asc.: 10/05/97, por Salvador Guerola y Vicente Peydro. Comenzar a la izquierda de la Gran Torre y superar una canal herbosa (III). El tramo más interesante es la chimenea (V/V+).
Material: friends hasta el 3, fisureros y cuerdas de 60 m, ya que los cuatro primeros largos son de 60 m cada uno.
42.- Fisura del lomo del león(210 m, 6a).
1ª asc.:9/4/79, por Anglada, M. Ángel G. Gallego y J. Cerdá. Escalada pionera del sector a cargo de tres ilustres aperturistas. Desde la derecha de la Torre, la ruta escala siempre con tendencia a la derecha y en su recorrido busca ascender por un sistema de fisuras y diedros, con dificultad máxima de 6a en el L2.
Material: empotradores, friends, cintas y clavos variados.
43.- Aravela (260 m, 6b/A0).
1ª asc.: 29/03/88, por Xavier Sarrate y Armand Ballart. Localizar una gran laja con una flecha picada en la base. Desde el inicio la ruta escalar varios tramos de diedros y fisuras, donde es imprescindible manejar con soltura el equipamiento con friends y fisureros. Desde la R3 salir por un agujero donde la estrechez del mismo demuestra lo bueno que es mantener la figura más o menos delgada. El diedro del L6 es de lo mejor de todo el Ponoig y sólo ascender por este característico diedro es motivo suficiente para escalar la ruta.
Material: empotradores, friends hasta el 3'5, cintas y clavos variados.


0 comentarios:

Sin ánimo de ofender ...........